• 0 ¿Estás al Tanto de Todos los Peligros que Hay en Internet Para los Menores?

    No todo lo que brilla es oro, y el internet por más maravillas que ofrezca también tiene su lado oscuro. Son muchas las amenazas que acechan a los menores de edad cuando navegan en la web sin restricciones.  El Cyberbullying, el Grooming, el Sexting y la Pornografía Infantil son tan solo algunos ejemplos…   Si te preocupa la seguridad de tus hijos y deseas conocer más acerca de los peligros que esconde el internet, no dejes de leer.   El Cyberbullying   Se trata de una práctica muy similar a las que ocurren en los colegios, donde los bullers (acosadores) hostigan a sus víctimas por diferencias que estos consideran intolerables.   En este caso, ocurre tanto en plataformas web como en redes sociales. Toman información privada (como pasa con los chats) o fotos que puedan ridiculizar y las divulgan por todo el internet. Sus resultados son prácticamente instantáneos, trayendo como consecuencia una disminución en la autoestima y un notable aislamiento social.   El Grooming   Son actividades lamentablemente comunes en las redes sociales, donde adultos crean y utilizan perfiles falsos para contactar y ganar la confianza de menores de edad.   Se empiezan a entablar conversaciones donde, poco a poco, se comparte información privada como dirección de vivienda, horario de actividades, números de contacto, etc.   Luego de haber conseguido suficiente información personal, comienzan las amenazas en donde exigen que se cumplan diversas peticiones (tanto sexuales como económicas) o de lo contrario, correrán el riesgo de ser lastimados.   El Sexting   Es una práctica considerada como el intercambio de mensajes, fotos y vídeo erótico, pornográfico, desnudo, y todo tipo de información degradante, es enviada por los jóvenes de forma voluntaria.   Un niño o joven que se recrea en este tipo de imágenes constantemente, va distorsionando su concepción o imagen de las relaciones sociales, lo cual le traerá consecuencias negativas.   En el fondo, ese comportamiento es una búsqueda de autoafirmación de un menor que no ha sido orientado correctamente, o que ha estado alimentando su mente con estímulos incorrectos.   Pornografía Infantil   Es todo material que represente de forma visual a una persona que parezca ser un menor participando en una conducta sexualmente explícita real o simulada o cualquier representación de los órganos sexuales de una persona que parezca ser un menor, con fines principalmente sexuales.   Todo esto nos puede hacer pensar que no estamos del todo seguros cuando permitimos que nuestros hijos naveguen sin restricciones en internet. No es necesario prohibir el acceso al internet, pero sí crear conciencia de que estos sucesos sí ocurren, y proteger a tus hijos vigilando y limitando el uso de los contenidos usados en la web.

  • 0 ¿Por qué mis Hijos me Bloquean de las Redes Sociales? Aquí Posibles Motivos y Soluciones

    En la actualidad, las redes sociales se han convertido en el principal medio de interacción entre las personas. Muchos han convertido su perfil, actualizaciones y publicaciones que comparten en dichas plataformas, en un fiel reflejo de su propia personalidad. Algunos padres han tomado esta oportunidad, como un medio para conocer y acercarse en mayor medida a sus hijos. Otros, un poco más atentos a los peligros del internet, utilizan las redes sociales como un método más moderno para mantenerse atentos a las actividades de sus hijos. Sin embargo, y a veces sin importar si perteneces a un grupo u al otro, puedes encontrarte con la desagradable sorpresa de que tus hijos te han bloqueado de las redes sociales que mayormente frecuentan. ¿Por qué lo han hecho? A continuación, analizaremos los dos principales motivos que pudieron causarlo, con la finalidad de que puedas comprender cuál de ellos se ajusta mejor a tu caso particular.   Te Convertiste en Policía de las Redes Sociales Sobre todo, en el caso de los adolescentes, los jóvenes buscan comenzar a formar una vida privada con sus amistades, con quienes puedan compartir ciertos gustos. Es natural que esto lo lleven a las redes sociales, compartiendo todo aquello que refleje lo que son. Al tener más experiencia en la vida que ellos, probablemente reconozcas que varias de estas publicaciones puedan llevarlos a cometer un error.   Sin embargo, la clave está en cómo lo digas. A esta edad los adolescentes pueden ser muy vulnerables a las críticas, incluso llegando a reaccionar a la defensiva ante lo que puede ser solo una recomendación (si no la planteas del todo bien) Por tanto, siempre y cuando no sea una situación de alto riesgo, debes permitir que vivan su propia vida en las redes. Manteniendo una postura en la que ofrezcas consejos, cuando ellos mismos lo busquen.   En verdad Ocultan Algo que No Quieren que Sepas La intención no es causarte una crisis de paranoia, sino evaluar una posibilidad. El internet con todo lo bueno que ofrece, también cuenta con aspectos muy negativos (sexting, grooming, cyberbulling) que puede seducir a más de uno. Cada padre sabe lo que cría. Si tu hijo te ha bloqueado de varias redes sociales, sumado a que haya algún motivo que te haga sospechar que esta es una posibilidad real, entonces debes tomar cartas en el asunto e intervenir.   Pero, ¿cómo reconocer cuál motivo llevó a mi hijo a bloquearme de sus redes sociales? Lo muestran los pequeños detalles de la interacción cotidiana, presentes en el mundo real. Repasemos algunos aspectos que puedan validar tus sospechas:       Si tu hijo ha adoptado conductas extrañas (solo quiere estar en su cuarto, su rendimiento escolar/laboral ha disminuido, su actitud contigo y el resto de la familia es distinta). Si tu hijo ha cambiado completamente sus amistades. Si en verdad consideras que respetas su espacio intimo, y aún así reacciona de forma agresiva cuando le preguntas acerca de su vida. Si irrumpe constantemente con el resto de las normas establecidas en el hogar. Si invierte la mayor parte de sus horas de sueño en el celular o la computadora.   Si identificas en tu hijo al menos tres de los puntos anteriormente mencionados, quizás sea bueno que realices una intervención. Si, por el contrario, consideras que tu hijo está al margen de estos indicadores, puede que en realidad no haya nada de qué preocuparse. Lo importante más allá de los motivos que pudieron estar presentes, es comenzar a establecer canales de comunicación más abiertos y sinceros, de manera que el que tu hijo te bloquee de las redes sociales sea una acción innecesaria.

  • 0 Los 5 Grandes Peligros del Libertinaje de Menores en Internet

    El internet es, en la actualidad, una herramienta fundamental para llevar a cabo todo tipo de tareas. Siempre que sea bajo una adecuada supervisión, los menores de edad pueden sacarle provecho a diversas aplicaciones y plataformas web, tanto en un sentido académico como de recreación. Sin embargo, cuando se le permite a los niños que accedan sin ninguna clase de restricción, a todo el contenido que ofrece el internet, se corre el riesgo que entren en sitios web que afecten (directa o indirectamente) su integridad. Dichos riesgos pueden agruparse en 5 grandes peligros, los cuales te presentaré a continuación, para que sepas a qué debes estar atento cuando tu hijo acceda a internet.   Peligro de Contenido Explícito Se basa en cualquier clase de contenido, textual o gráfico, que pueda afectar el desarrollo evolutivo en el que se encuentra tu hijo. Esto incluye desde lo más obvio, como la pornografía regular, obscenidades vía webcam y el contenido bélico, hasta el cine snuff (videos donde torturan o matan personas) el comercio de drogas y otras prácticas ilegales. Si partimos desde el hecho de que existe tanta gente buena como mala, y sabiendo que todas ellas tienen acceso a internet, toparse con algún tipo de este contenido no es una tarea difícil. De hecho, redes sociales como Twitter, cuya restricción de contenido es muy poco estricta, es un claro ejemplo de esto.   Peligro de Contacto Uno de los peligros más conocidos del internet y uno con la mayor cantidad de víctimas menores de edad en los últimos años. La popularidad de apps de citas como Tinder o similares, ha hecho que conocer desconocidos que vivan cerca de tu ubicación, se haya vuelto notablemente más sencillo. Por otra parte, el acoso por internet o cyberbullying también forman parte del riesgo que puede padecer tu hijo a través del mal uso (junto con otros aspectos) de las redes sociales. Sin mencionar el antiguo riesgo de interactuar con desconocidos por medio de cualquier otra plataforma de mensajería.   Peligro de Descarga de Archivos Contaminados Habiendo vivido muchos menos años de experiencia, es natural que los menores de edad sean mucho más inocentes en ciertos aspectos. Uno de ellos, es el creerse que varios de los anuncios publicitarios que ofrecen regalos y/u oportunidades sean reales. Aunque los tiempos hayan cambiado y los anuncios se hayan vuelto cada vez menos obvios, siguen existentes. Y, por tanto, el riesgo de acceder a sitios web de alto riesgo o descargar archivos cargados con códigos malignos (virus) persiste.   Peligro del Uso del Dinero Pasando por estafas, compras por internet o canjeándolo por dinero ficticio en plataformas de juego, sin que te des cuenta pueden hacerte perder grandes cantidades de dinero. En la mayoría de los casos, solo necesitan del acceso de tu tarjeta de crédito para registrar sus datos. Luego de esto, las deudas se cargan mensualmente a tu cuenta y te tocará a ti pagar caro la falta de supervisión.   Peligro de la Adicción al Internet En este sentido, tanto jóvenes como adultos están expuestos a caer adictos al uso excesivo del internet. Sin embargo, los niños y adolescentes con menos obligaciones y mayor tiempo libre, están más expuestos a sufrir de este tipo de adicción. Con el tiempo, pueden generar una dependencia tan marcada que la restricción del internet causaría un malestar tan fuerte como la abstinencia a las drogas. El libertinaje en internet, puede acarrear graves consecuencias en el menor, una vez que llegue el momento de que se desarrolle en las diferentes áreas como adulto.   Para proyectar un futuro mejor, es deber de los padres el establecer y mantener límites claros en cuanto al uso y manejo del internet. Todo esto nos puede hacer pensar que no estamos del todo seguros cuando permitimos que nuestros hijos naveguen sin restricciones en internet. Para reducir el riesgo de que sufran estos cyberataques, lo mejor que puedes hacer es conocer que estos sucesos sí ocurren, y proteger a tus hijos a través de herramientas que alerten y limiten el uso y la publicación de cierto contenido en la web.

  • 0 5 Alertas que te Indicarán que tu Hijo Sufre Cyberbullying

    El acoso infantil ya no solo es cosa de las aulas de clase o del patio del receso, se ha mudado a cualquier plataforma de internet en donde dos o más niños (u adolescentes) puedan interactuar. Muchos escondidos bajo la máscara del anonimato, y protegidos por la distancia acosador-víctima, se aprovechan de insultos y amenazas para hostigar a otros más vulnerables. Ningún padre o madre quisiera que su hijo sea acosado por cyberbullying y quisieran hacer algo al respecto, pero el temor a que las amenazas se cumplan puede hacer que los hijos callen toda la angustia que viven día tras día. Si temes por la seguridad de tu hijo, y quisieras descubrir por tu propia cuenta si está siendo acosado por internet, no pierdas de vista estas 5 alertas que seguro estarán presentes.   Obsesionarse con Usar la Computadora o el Teléfono Únicamente Cuando se Encuentra Solo Una cosa es que tu hijo se preocupe por conservar su privacidad, y otra muy distinta es que se alarme o se paralice si te encuentras cerca mientras usa algún dispositivo con acceso a internet. Dependiendo de la magnitud de la reacción que muestre, puedes estimar cuán grave es la situación.   Escucharlo o Verle Llorar Mientras se Encuentra en Alguna Red Social El llanto puede entenderse como una manifestación de extrema tristeza. Salvo alguna excepción (como haber encontrado alguna publicación que lo justifique), pocos indicadores pueden ser tan claros como éste. Si al momento de preguntarle qué ocurre, responde que nada o simplemente niega la situación, con mayor razón todavía.   Notar un Cambio Importante Entre Antes y Después de Consultar sus Redes Sociales Otro indicador que te permitirá reconocer que el problema recae directamente en la interacción dentro de las redes sociales. No puede considerarse normal que tu hijo muestre una actitud alegre, expresiva o calmada, y luego de un par de horas en la computadora o el teléfono se transforme en una triste, retraída o decaída. Si esto se presenta varias veces en una misma semana, debería poder confirmar tus sospechas.   Preocupación por Asistir al Colegio Con frecuencia los niños (y sobre todo los adolescentes) manifiestan sus pocas ganas de asistir al colegio. Sin embargo, ésta tiene más que ver con holgazanería y su insistencia no persiste luego de un par de minutos. Cuando un niño manifiesta una marcada angustia al momento de asistir al colegio (reflejada en llanto, intranquilidad, apatía), es porque algo no está bien. En estos casos y de ocurrir con reiterada frecuencia, lo mejor es que te reúnas con la profesora encargada de la supervisión de tu hijo, para conocer lo que ha percibido en clases y su opinión del asunto.   Antecedentes de Acoso Escolar Si conoces que tu hijo ha padecido antes de abusos similares, y además presenta alguna de las alarmas ya mencionadas, es bastante probable que el acoso continúe vía internet. El cyberbullying es un tema delicado y de gran seriedad, que puede afectar desde la autoestima de tu hijo hasta su desarrollo como persona. Si notas uno o varios de los aspectos anteriormente descritos, no dudes en conversar sobre esto con tu hijo e intervenir en la situación. Recuerda que es necesario crear un clima de diálogo y comunicación para que el niño o adolescente exponga sus sentimientos con sinceridad y confianza.